Brutalidad incomprensible: Dos imputados por mutilar a tres perros en Rosario del Saladillo

Brutalidad incomprensible: Dos imputados por mutilar a tres perros en Rosario del Saladillo

La investigación inicial de un delito en el norte de la provincia terminó desentrañando un terrible hecho de tortura contra tres animales.

Desde hace varios días, la Departamental Tulumba se encuentra abocada a la investigación de un hecho de “abigeato” ocurrido en la zona rural de Rosario del Saladillo.

Este jueves, con orden de la Fiscalía de Deán Funes, procedieron a allanar una vivienda de dicha localidad donde lograron secuestrar una importante cantidad de elementos relacionados al delito que se pretendía esclarecer.

Si bien todo indicaba que el trabajo de la policía respecto a este caso había finalizado, los quejidos de un animal le dieron otra tarea más importante.

Durante todo el procedimiento el llanto de dolor de un animal no dejó de escucharse. En un momento uno de los policías se acercó a un perro que se encontraba atado en una “cucha” para ver que le ocurría y observó que tenía una importante lastimadura en la zona de sus genitales. Le habían mutilado los testículos, tenía la herida a carne viva al descubierto y sin ningún tipo de protección o cuidado.

De inmediato decidieron informar el hecho a la fiscalía, la cual inició una investigación por infracción a la Ley Sarmiento. Dicha Ley es de protección animal y establece penas para las personas que maltraten o hagan víctimas de actos de crueldad a los mismos.

Tras esto, el perro fue secuestrado y atendido por la policía y un médico veterinario.

Continuando con la investigación, horas más tarde, el Ministerio Público Fiscal ordenó un nuevo allanamiento en ese domicilio, donde se secuestraron dos perros más, uno que había sido mutilado de la misma manera que el primero, y un tercero, al que se supone le habían colocado hacía tiempo una especie de goma “a modo de atadura” en sus genitales, para provocar que con el paso de los días la misma termine cortando la carne hasta que los testículos se corten, técnica que lamentablemente aún se sigue utilizando en algunos lugares del norte cordobés.

Todo indica que no fue una cirugía de castración como correspondería sino un mero acto de maltrato, tortura, salvajismo e ignorancia.

Ante todo esto, la fiscalía impartió la directiva de aprehender a dos hombres de 30 y 48 años de edad en el paraje rural Isla Larga, para notificarlos que fueron imputados por infracción a la Ley Sarmiento, además de pesar particularmente sobre uno de ellos el delito inicialmente mencionado de “abigeato de ganado mayor y menor”.

Horas más tarde recuperaron su libertad pero quedaron sujetos al proceso judicial correspondiente.

En relación a los tres animales torturados, se espera la directiva de la Fiscalía de Deán Funes, por el momento están siendo cuidados por la policía y atendidos por un veterinario. En caso de restablecer su estado de salud podrían ser llevados a un refugio o dados en adopción.