Caso Cadamuro: Faraudo sostuvo que Jeremías “no mató” a María Eugenia

Caso Cadamuro: Faraudo sostuvo que Jeremías “no mató” a María Eugenia

Sin dudas, el Caso Cadamuro no deja de sorprender. Este miercoles habló el Dr Emilio Faraudo, abogado de Nicolás Rizzi.

Dijo que en su fuero interno está convencido de que Jeremías Sanz, el hijo de María Eugenia y único imputado por el crimen, no sería el autor material del hecho.

“Tengo la íntima convicción de que no ha sido el autor del homicidio de María Eugenia Cadamuro, yo creo que no la mató, creo que hay otra persona, no sé quién puede ser, por qué motivo, pero creo que es otra persona que Jeremías está encubriendo, que está encubriendo a otras personas o al hecho en sí”, sentenció.

Faraudo sostuvo además que la declaración de su cliente en la causa paralela que se sigue en los Tribunales de Jesús María no afecta a Sanz. Ni siquiera lo pone como el posible autor del asesinato, remarcó.

“A Nicolás Rizzi la sociedad lo debe aplaudir, porque errores en la vida cometemos cualquiera, cualquier persona comete errores, pero quien los reconoce a esos errores, que es poca gente, demuestra un momento de grandeza. Nicolás Rizzi cometió un error en su vida y lo reconoció”, argumentó el abogado.

Explicó que en la declaración su defendido nunca dijo que Jeremías ultimó a Maru. Cuando él llegó a la escena se encontró con el cuerpo –que ni siquiera reconoció- y ayudó a envolverlo y enterrarlo.

“Además Nicolás casi que ni la conocía. No sabía que era María Eugenia Cadamuro”, aseveró.

Faraudo aprovechó además para echar un manto de sospechas sobre el viudo de la víctima, Pedro García. “No se olviden que estaba casada con un extranjero que no sabemos quién es”, puntualizó.

“Pruebas para condenar a Jeremías me parece que no hay”, destacó el abogado que además dejó entrever que tiene un conocimiento acabado del expediente de la causa madre.

Y para culminar, dijo que la parte acusatoria tendrá que probar quién hizo la fosa donde fue enterrada la víctima y consideró que el hecho de que el acusado tenga un arma no es prueba suficiente para decir que ultimó a su propia madre de dos escopetazos.

“Creo que es poco lo que se tiene y es mucho lo que falta para llegar a una sentencia en contra de él”, finalizó.

Lo cierto es que el próximo 11 de diciembre se leerán los alegatos y si Jeremías toma la palabra, ese mismo día se dictará sentencia.

Fuente: Noticias de Jesús María.