¿Deberíamos beber menos alcohol?

¿Deberíamos beber menos alcohol?

Las pautas alimentarias del gobierno federal de Estados Unidos afirmaron durante mucho tiempo que el consumo moderado de alcohol podría reducir el riesgo de las enfermedades cardiaca disminuyendo así el riesgo de muerte.

Pero en los últimos tiempos un comité de científicos que ayuda a actualizar las “Pautas Alimentarias para Estadounidenses” adoptó una postura más estricta en lo referente al consumo de alcohol. 

En una conferencia telefónica reciente, el comité afirmó que pensaba aconsejar que los hombres y mujeres que beben se limiten a una sola copa de vino, una cerveza o una copa de licor al día. También sostiene que beber menos es mucho más benéfico para la salud que beber más.

Beber vino (Web)

Beber vino (Web)

Esto es una ruptura con las pautas que desde 1980 definieron como consumo “moderado” de alcohol hasta dos copas diarias para los hombres y una para las mujeres. Las agencias gubernamentales también establecieron que una copa estándar equivale a 355 mililitros de cerveza normal, 147 mililitros de vino y 45 mililitros de bebidas destiladas (con 40 por ciento de alcohol), cantidades que por cierto, los estadounidenses superan ampliamente.

Entre 1990 y 2010, advirtieron a las mujeres embarazadas y a las personas con ciertas condiciones médicas que no bebieran. Pero también señalaron que el consumo moderado estaba relacionado con menos ataques cardíacos y una menor mortalidad. Las pautas de 2010 señalaron que el consumo moderado puede incluso “ayudar a mantener intacta la función cognitiva con la edad”.

Beber vino (Web)

Beber vino (Web)

Esto es significativo, porque el comité finalmente se ha alejado de esta idea de que una pequeña cantidad de alcohol es buena”, dijo Thomas Gremillion, director de política alimentaria de la Federación de Consumidores de Estados Unidos, un grupo de interés público. “Realmente están tomando una posición y dicen que beber menos es siempre mejor. Ese es el mensaje correcto y creo que se merecen el crédito por hacer ese cambio”.

La nueva pauta aún no es definitiva. Se espera que el comité asesor la incluya en un informe que publicará y remitirá al Departamento de Agricultura y al Departamento de Salud y Servicios Humanos. Se prevé que las dos agencias publiquen las pautas alimentarias a finales de este año.

De ser aceptada, la nueva recomendación hará de Estados Unidos el país más reciente en emitir una pauta más estricta en cuanto al consumo de alcohol. En los últimos años, Australia, Gran Bretaña, Francia y otros países emitieron nuevas pautas que reducen los límites recomendados de consumo de alcohol diario y semanal. Las autoridades en salud en esos países han afirmado que la evidencia sugiere que consumir menos alcohol es más seguro y que incluso una copa diaria aumenta el riesgo de padecer cáncer.

Pero no todos coinciden con esta teoría, ya que el alcohol tiene propiedades anticoagulantes y el vino tinto en particular contiene polifenoles con efectos benéficos sobre el microbioma, según Erik Skovenborg, médico familiar y miembro del Foro Internacional sobre el Alcohol, un grupo internacional de científicos que estudian la relación entre el alcohol y la salud. Sostiene que también eleva las lipoproteínas de alta densidad, el llamado colesterol “bueno”, aunque algunos estudios recientes han puesto en duda que sea cardioprotector.

Skovenborg dijo que su consejo general para los pacientes que beben es seguir la tradición mediterránea: tomar un poco de vino con las comidas, disfrutarlo y no beber para emborracharse. Hay que hacer ejercicios, no fumar y comer correctamente. “Es un patrón de cosas que deberías estar haciendo, no solo una cosa”, agregó.

FUENTE: RUMBOS