"La economía sigue con pronóstico reservado"

"La economía sigue con pronóstico reservado"

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) vaticinó que el PBI de Argentina sufrirá una retracción de casi dos puntos porcentuales, por arriba en relación a algunas mediciones privadas, pero en sintonía con el deterioro progresivo y constante marcado por el relevamiento de expectativas de mercado del BCRA, que cada mes recoge peores pronósticos.

Antes de ayer, el Indec dio a conocer la variación mensual de la canasta básica alimentaria (CBA) y de la canasta básica total, dos indicadores utilizados como referencia a la hora de medir pobreza e indigencia. El informe técnico del organismo que dirige Jorge Todesca anunció que durante abril la canasta de alimentos subió cerca de dos puntos porcentuales con respecto a marzo. Vale aclarar que la institución de estadística y censo determina la CBA de acuerdo a los requerimientos calóricos y proteicos imprescindibles para que un varón adulto (entre 30 y 60 años), de actividad moderada, cubra esas necesidades vitales durante un mes. Seleccionando los alimentos y cantidades en función de los hábitos de consumo de la población.

Los valores expuestos muestran que la canasta de alimentos elementales acumula un aumento anual de 66 por ciento. Mientras que la canasta básica total (que incorpora al precio de los alimentos, bienes y servicios no alimentarios) aumentó 61,5% respecto a abril del 2018. Con estos relevamientos, si tenemos en cuenta la pérdida de poder adquisitivo de los salarios, puesto que la mayoría de las paritarias fueron por detrás de los aumentos generalizados de los precios, es de esperar una suba de los individuos y familias por debajo de la línea de pobreza e indigencia.

Manufacturas

La industria manufacturera y el comercio mayorista y minorista son las actividades económicas que más inciden en la contracción interanual.

Por otro lado, a mediados de esta semana, dieron a conocer los relevamientos sobre el nivel de actividad del mes de marzo. La actividad económica volvió a sufrir otro traspié en el mes señalado, luego de un crecimiento raquítico en los dos primeros meses del año (0,5 y 0,1, respectivamente)El estimador mensual de la actividad económica (EMAE) cayó 6,8 por ciento en comparación con el mismo mes del año pasado. En la comparación interanual, la actividad económica medida en los tres primeros meses del 2019 da resultados negativos. El EMAE acumula una merma de -5,7 puntos porcentuales en tres meses en comparación con igual período del 2018.

Si analizamos los resultados del informe de Indec de acuerdo a las ramas de actividad, en perspectiva interanual, vemos que la industria manufacturera y el comercio mayorista y minorista son las actividades económicas que más inciden en la contracción señalada. Vale señalar que son los sectores que más empleo privado generan. La intermediación financiera, el transporte y las comunicaciones, electricidad, gas y agua, la explotación de minas y la construcción, son otros de los sectores con mala performance. Dentro de los cuatro sectores con crecimiento de actividad, se destaca la agricultura y ganadería con un crecimiento interanual que supera los diez puntos.

Al parecer, la merma de la industria no se circunscribe solo a los meses relevados por el organismo oficial. Es de esperar que la actividad económica de abril y mayo siga en la tónica de los números en rojo. En ese sentido, recientemente se conoció una noticia que es asimilada por el gobierno nacional como un golpe duro a su programa económico. Al conmemorarse los 100 años de la automotriz Fiat en la Argentina, Mauricio Macri y el gobierno de la provincia de Córdoba se enteraron de que la automotriz con sede en la ciudad italiana de Turín anunció inversiones en Brasil que el gobierno esperaba para la planta ubicada en barrio Ferreyra.

Los valores expuestos muestran que la canasta de alimentos elementales acumula un aumento anual de 66 por ciento.

Ocurre que en febrero del 2018 el presidente Mauricio Macri había anticipado eventuales inversiones de la multinacional en el país, tras la presentación del modelo Cronos de Fiat. En una entrevista realizada por Walter Giannoni al ministro de Producción, Francisco Cabrera había manifestado su deseo de que la automotriz instalara “una planta de motores muy moderna” en Argentina. “Estamos trabajando” para que la decisión del grupo sea instalarla en el complejo automotriz de Ferreyra, “la queremos en Córdoba”, había concluido en ese entonces quien estaba a cargo del extinto Ministerio de Producción. Finalmente, pese a las gestiones del gobierno, el grupo industrial producirá cinco motores de sofisticada tecnología en el municipio de Betim, perteneciente al estado de Minas Gerais.

Continúa la fuga de capitales

Las otras dificultades vienen, nuevamente, por el mercado cambiario, que sigue caliente pese al encarecimiento que la divisa norteamericana sufrió en los últimos años. Los últimos datos publicados por la máxima autoridad monetaria anuncian que la fuga de capitales sigue elevada. El Balance Cambiario publicado recientemente por el Banco Central muestra que la salida de capitales (Formación de Activos Externos del Sector Privado no Financiero, como se conoce técnicamente a la fuga) en el mes de abril fue de USD 2.341 millones. Esto significa que el mes pasado aumentó la fuga en un 32% respecto a marzo. De este modo, en lo que va del año, se fugaron del circuito económico un total de 7.036 millones de dólares. Si bien esta cifra es menor a las divisas que se fugaron abajo del colchón o hacia cajas de seguridad en el mismo período del año pasado (periodo signado por la corrida cambiaria y la significativa devaluación del peso), es superior en un 24% al primer cuatrimestre del 2017 y supera en un 70 por ciento a la fuga del 2016, años caracterizados por elevadas fugas del peso hacia la moneda norteamericana.